I. Contexto

Así como se derivan índices de pobreza multidimensional, en el cual se mide las carencias que enfrentan las personas en las dimensiones de educación, niñez y adolescencia, trabajo, servicios públicos y vivienda, el Consejo Privado de Competitividad ha derivado un índice de calidad del trabajo, que mide la carencia que enfrentan los ocupados, desocupados e inactivos del mercado laboral en diferentes dimensiones.

II. Metodología

Para cada uno de los grupos laborales del mercado laboral se definen ciertas dimensiones de las que se derivan el porcentaje de personas que enfrenta una carencia. Para el grupo de los trabajadores se estiman las privaciones de calidad en las dimensiones de los ingresos salariales suficientes, los beneficios laborales, la seguridad laboral y las condiciones laborales.

Cada dimensión tiene un peso ponderado igual que se reparte entre el total de dimensiones del grupo laboral específico. Lo mismo aplica a las subdimensiones dentro de cada dimensión.

Dentro de los ingresos laborales suficientes se evalúa trabajadores en condiciones de pobreza monetaria, trabajadores con ingresos salariales inferiores al salario mínimo mensual legal vigente (SMMLV), trabajadores en condiciones críticas e ingreso salarial inferior a la media de su nivel.

Dentro de los beneficios laborales, se mide el número de los trabajadores no afiliados a la seguridad social, los trabajadores no afiliados pensión y trabajadores no afiliados a riesgos profesionales.

Fuente: Tomado del Consejo Privado de Competitividad (2023)

Respecto a la dimensión de la seguridad laboral se mide el número de trabajadores sin contrato (término fijo o indefinido), trabajadores sin seguridad laboral y trabajadores que consideran su trabajo inestable. Finalmente, en las condiciones laborales se evalúa los ocupados que trabajan más de 50 horas semanales, los trabajadores que trabajan con problemas en su entorno laboral, el subempleo objetivo por competencia y el horario y responsabilidades familiares incompatibles con el trabajo.

Si el trabajador enfrenta carencias en cinco subdimensiones de las catorce consideradas (35.7%), se deriva que enfrenta una mala calidad en el mercado laboral.

Las privaciones de calidad para los desempleados contempla la dimensión de ingresos insuficientes, la cual incluye desempleados en condición de pobreza monetaria, desempleados que no reciben subsidio o seguro de desempleo y desempleados en edad de pensión que no reciben ingresos pensionales.

Fuente: tomado del Consejo Nacional de Competitividad (2023).

La dimensión de seguridad social evalúa el número de desempleados sin seguridad social de salud. Por último, la dimensión de inserción laboral evalúa el número de desempleados en larga duración, las personas en edad de pensión que buscan empleo y el abandono del empleo anterior por cierre o dificultades de la empresa.

Si el desempleado presenta carencia en dos subdimensiones de las siete consideradas (29.0%), se deriva que enfrenta mala calidad en el mercado laboral.

Para la población inactiva se tiene la dimensión de ingresos insuficientes en la que evalúan los inactivos en condiciones de pobreza monetaria y los inactivos en edad de pensión que no reciben ingresos pensionales.

Fuente: tomado del Consejo Nacional de Competitividad (2023)

En la dimensión de seguridad social se evalúa el número de inactivos sin seguridad social de salud y la última dimensión se encarga de la inserción laboral en la que se evalúa los jóvenes inactivos (15 a 24 años) que no estudian y los inactivos que buscaron trabajo en el último año.

Si el inactivo presenta carencia en dos de las cinco subdimensiones consideradas (40%), se dice que enfrenta mala calidad en el mercado laboral.

III. Resultados

A nivel nacional para el año 2022 se tiene que por cada grupo laboral el porcentaje de personas con un nivel de carencia es de 66.2% para los ocupados, 68.6% para los desocupados y 64.0% para los inactivos. Del total de la Población en Edad de Trabajar (PET), el 65.6% de las personas enfrentan problemas de calidad en el mercado laboral.

Fuente: tomado del Consejo Privado de Competitividad (2023).

Con estos resultados a nivel nacional, la clasificación para los departamentos ubica al Quindío con 59.5% de ocupados con privaciones de calidad del mercado de trabajo, ocupando la posición 20 entre 23 ciudades. El departamento de Caldas se encuentra con 59.3% (21/23), Risaralda con 60.9% (19/23) y Tolima con 74.1% (12/23).

Fuente: tomado del Consejo Nacional de Competitividad (2023).

Los resultados por ciudades capitales son similares. La ciudad de Armenia presenta 55.3% de personas con privación de calidad en el mercado laboral, ocupando la posición 20 entre 23 ciudades. Manizales con 47.7% (23/23), Pereira con 56.9% (18/23) e Ibagué con 64.2% (12/23).

Fuente: tomado del Consejo Nacional de Competitividad (2023).

Tan pronto como el Consejo Nacional de Competitividad saque oficialmente los resultados, se harán los análisis respectivos para cada ciudad.

Referencias

Consejo Nacional del Competitividad. 2023. Conferencia «Índice de Calidad Laboral para Colombia 2022.» Presentación virtual miércoles 22 de noviembre de 2023. Gobernación del Tolima, a cargo del Consejo Nacional de Competitividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *