1.1 Fases de Proyecto Armenia

Proyecto Armenia tiene como objetivo guiar la elaboración de los planes de desarrollo de la ciudad en el mediano y largo plazo y dar sustento tanto a la toma de decisiones por parte de la Alcaldía como a la definición de políticas públicas del Municipio. Para el cumplimiento del objetivo general, se implementan tableros de control con la información clave de la ciudad. Con los datos de la ciudad se procede, mediante analítica de datos, modelos econométricos y simulación, a la generación de notas de análisis en temas de coyuntura sobre variables relevantes de la ciudad, como precios, desempleo, crecimiento económico, desempeño fiscal, recaudo tributario, etc. Por otra parte, se realizan consultas directas de la ciudad desde las comunas y por medio de encuestas se determina la percepción de los ciudadanos sobre los problemas reales que enfrentan.

Tanto del procesamiento de datos, como de las notas de análisis y de las encuestas, se realiza un trabajo de consolidación y articulación para identificar problemas. Esta etapa permite realizar diagnósticos a profundidad y con modelos más sofisticados, proponer soluciones.

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia (2023).

De esta manera, Proyecto Armenia tiene seis secciones: Contexto, Observatorios, Datos de Armenia, Desde la Comuna, Armenia y el Quindío y Diagnóstico y Posibles Soluciones.

La primera corresponde al contexto que explica el proyecto y da inicio a las condiciones económicas de la ciudad. La segunda sección corresponde a los observatorios que maneja la Secretaría de Hacienda (Fiscal, Tributario, Económico e Inmobiliario), los cuales se consignan notas y análisis de coyuntura que serán insumos para la identificación posterios de problemas. La tercera sección contiene información de la ciudad a través de tableros de control interactivos que apoyan a los Observatorios. La cuarta sección explora de manera directa los problemas de la ciudad, a través de encuestas y estudios sobre temáticas de sus habitantes. La quinta sección explora, de acuerdo con el perfil económico de la ciudad, cómo este se puede articular con los demás municipios del departamento, dado que la ciudad de Armenia no está aislada de su territorio. Finalmente, la sexta sección contiene la propuestas de diagnóstico y posibles soluciones a los problemas de la ciudad identificados.

El esquema de funcionamiento de Proyecto Armenia se hace sobre la base de un conjunto de dimensiones previamente definidas y que son estratégicas para el cumplimiento de fondo de la administración pública: la reducción de la pobreza monetaria y la pobreza multidimensional de los hogares y habitantes de la ciudad.. En la sección Datos de Armenia puede consultarse su detalle.

Sobre estas dimensiones estratégicas para la ciudad gravita tanto el trabajo de los Observatorios como la exploración de los problemas de la ciudad a través de la sección Desde la Comuna. Adicionalmente, se analiza la interacción de Armenia con otros municipios del departamento del Quindío en la sección Armenia y el Quindío, donde se analizan problemas y soluciones comunes al territorio. Por último, todo el trabajo de Proyecto Armenia se decanta en el árbol de problemas y soluciones de cada dimensión, cuyo contenido se presenta en la sección Diagnóstico y Posibles Soluciones.

1.2 Perspectivas económicas de Armenia

Contexto económico de Armenia 2024 (diciembre/2023)

I. Economía global y nacional

Durante el 2021 la economía global experimenta el llamado “consumo venganza” como respuesta a los períodos de cierre por la pandemia del año 2020, donde básicamente los hogares pudieron demandar bienes durables y se acumularon importantes ingresos vía subsidios.

El año 2022 continúa la tendencia, con un giro claro del consumo de bienes durables al consumo de experiencia, principalmente basado en los servicios. Ante la disminución de los ingresos, los hogares empiezan a apalancar sus gastos en el crédito.

Para el año 2023 y con la tasa de política monetaria al alza para controlar la inflación producto de los desequilibrios entre la oferta y la demanda, los hogares empiezan a experimentar un techo en sus capacidades de crédito, por lo que empiezan a contraer el gasto, lo que se traduce en serias afectaciones principalmente al comercio, industria y construcción.

El mercado laboral permanece estable a pesar del enfriamiento de la economía. Tras la pandemia la dinámica laboral cambió y la generación del “Baby Boom” (nacidos en los 50 y 60) emprendió su proceso de jubilación y retiro a la par del cambio de paradigma sobre el trabajo en las nuevas generaciones, lo que terminó afectando la oferta laboral.

En respuesta, las empresas emprendieron la llamada estrategia de “acumulación de trabajo”, que consiste en la retención de talento laboral para no enfrentar la escasez estructural de empleo a pesar del enfriamiento de la economía. La “acumulación de trabajo” será sostenible por más tiempo en las economías desarrolladas que en las emergentes, con lo que se espera que el desempleo empiece a aumentar con el tiempo.

Crecimiento proyectado 2023 y 2024 – Mundial, por Zonas y Colombia

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos EIU (2023) y Bancolombia (2023)

II. Contexto económico nacional

Los desequilibrios de la oferta producidos por los cambios abruptos que experimentaron las cadenas de suministro, sumado al paro camionero que paralizó el transporte de mercancía a nivel nacional disparó el nivel de precios. A lo anterior se debe sumar que el “consumo venganza” del año 2021 y el giro al consumo de servicios a medianos del año 2022 impidió que se normalizará el nivel de precios, lo que obligó al Banco de la República a realizar ajustes a las tasas de política monetaria, que llegó hasta el 13.25% en el segundo trimestre de 2023 y se sostiene en ese nivel.

Tasa de Política Monetaria Banco de la República de Colombia

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos Banrepública (2023)

Los altos niveles de tasa de interés tienen por objetivo elevar el costo del crédito del cual el consumo de los hogares ha utilizado para seguir con su ritmo de demanda. Por otra parte, también se eleva el costo de inversión de las empresas, con lo que ayuda a controlar la oferta, tratando de lograr un equilibrio entre estas dos.

Con la capacidad de crédito tocando techo y altos costos de endeudamiento, el consumo de los hogares se reduce. Esto ocasiona que el nivel de ventas de productos y servicios de las empresas disminuya, con lo que el margen de beneficio se estrecha y el ajuste no se hace por cantidades dado la disminución de la demanda. El ajuste se hará vía precios, haciendo que la inflación se reduzca de manera más lenta y por tanto, el Banco de la República decida reducir de manera más conservadora la tasa de política monetaria.

El gobierno nacional tratará de compensar los ingresos de los trabajadores incrementando el salario mínimo entre 3% y 2% por arriba de la inflación, lo que ocasionará el incremento en los costos de las empresas, lo que unido a la baja en las ventas presionará aún mas los beneficios incentivando a que se equilibre vía precios, generando que la inflación disminuya mas lentamente de lo esperado.

Adicional a lo anterior, la incertidumbre generada por la reforma laboral que claramente aumenta los costos laborales hará que las empresas aplacen sus planes de contratación, con lo que unido a la baja en las ventas y al incremento del salario mínimo, producirá las condiciones para que el desempleo que venía bajando, empiece a aumentar. El crecimiento del desempleo afectará los ingresos de los hogares, lo que vendrá a reforzar la disminución en el consumo, fortaleciendo el ciclo descrito.

Proyección del PIB Trimestral de Colombia – años 2023 y 2024

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos Dane (2023)

III. Valor Agregado Bruto de Armenia

Para la ciudad de Armenia y dada la dinámica económica ya descrita, se estima que el Valor Agregado Bruto en pesos corrientes pase de 6.027 billones del año 2022 a 6.713 billones de pesos en el año 2023 y a 7.168 billones de pesos en el año 2024.

Dentro de la ramas económicas, las de mayor crecimiento serán la distribución de servicios públicos dada la indexación y el aumento de costos por el fenómeno del Niño, la administración pública que se convertirá en el sector que jalone la economía y las actividades artísticas por el aumento del consumo de experiencia.

Con un desempeño promedio encontramos al comercio que empezará tímidamente a repuntar, las actividades inmobiliarias como catalizador de una demanda que superará la escaza oferta, las actividades profesionales como alternativa ante la disminución de la demanda laboral por parte de las empresas y las actividades financieras y de seguros, que pese al techo que encuentra la capacidad de crédito de los hogares y las empresas y al deterioro que ha experimentado la cartera, tendrán una buena dinámica desde la tasa de interés.

Valor Agregado Bruto de Armenia – años 2022, 2023 y 2024 – pesos corrientes

Fuente: Estimación y proyección de la Secretaría de Hacienda de Armenia (2023)

Con crecimientos modestos encontramos la industria manufacturera dada la incapacidad de los hogares de apalancarse en créditos, las actividades agrícolas por la baja producción dado el fenómeno del Niño, la construcción por las altas tasas de interés de los créditos hipotecarios y la falta de subsidios contundentes para el sector que paralizará los proyectos de vivienda.

Si la inflación de Armenia para el presente año es de 9.0%, el crecimiento real sería de aproximadamente 2.4% para el año 2023. Con una inflación esperada en Armenia el próximo año de 5.0%, el crecimiento real sería de aproximadamente de 1.8% para el año 2024. En estos términos, la tasa de desempleo que cerrará en el 2023 alrededor del 11.8% podría aumentar al 12.8% para el año 2024.

Referencias

Bancolombia. 2023. Guía 2024. Perspectivas económicas. Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercado. Grupo Bancolombia. Noviembre 2023.

Banrepública. 2023. Estadísticas Económicas. Banco de la República de Colombia. Noviembre 2023.

Dane. 2023. Producto Interno Bruto. Departamento Administrativo Nacional de Estadística. Noviembre 2023.

EIU. 2023. Global Economic Outlook. The Economist Intelligence Unit. Septiembre 2023.

Contexto económico de Armenia (agosto / 2023)

En 2023, la economía mundial muestra signos de debilidad producto de las consecuencias negativas de la pandemia entre las que se encuentran la reconfiguración de la producción y las cadenas de distribución, bloqueos comerciales especialmente de Estados Unidos hacia China y viceversa, que está cambiando el papel del país asiatico como factoría del mundo. Adicional a lo anterior, la invasión de Rusia a Ucrania afectó la disponibilidad tanto de los insumos energéticos (petróleo y gas) como de los insumos agrícolas (fertilizantes e insecticidas) y de la disponibilidad de alimentos, especialmente cereales.

Para 2023 el crecimiento económico se está experimentando lento. Si en 2022 el crecimiento de la economía mundial fue de 3.1%, para 2023 se espera que no sea superior a 2.1%.

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos Banco Mundial (2023)

Entre los factores que han influido en el lento crecimiento del presente año se tienen las alzas de las tasas de interés de política monetaria de los bancos centrales para controlar al alta inflación que se dio después de la pandemia, con el consecuente encarecimiento de los créditos de que afectan al consumo y a los proyectos de expansión de las empresas. La anterior condición conlleva a un debilitamiento del sistema financiero, con la consecuente reducción del apalancamiento del flujo de caja de los hogares y las empresas, que afectará al consumo de bienes y servicios y por tanto, a su producción, generando así un ciclo de retroalimentación negativo.

Sin embargo, las economías con mayores vulnerabilidades macroeconómicas que se reflejan en calificaciones crediticias reducidas, experimentará mayor estrés financiero y por tanto, menores tasas de crecimiento económico, como en es el caso de Latinoamérica (Banco Mundial, 2023).

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos Banco Mundial (2023)

En este contexto, las actividades económicas que más se afectarán son las que tienen una mayor sensibilidad a las tasas de interés, como es el caso de los negocios empresariales y la inversión residencial, lo que incluye la construcción. Esta situación se proyectará inclusive para el año 2024, en el que la transición del consumo de bienes hacia el consumo de servicios impactará actividades como el turismo a nivel mundial, adicional al comercio mundial que es menos intensivo en el área de servicios (Banco Mundial, 2023). El precio de los energéticos y de las materias primas se mantendrá en un rango moderado, dado la baja en la producción mundial, en especial de China y el bajo crecimiento de Estados Unidos y Europa.

El año 2023 enfrenta para Colombia varios desafíos, entre los que se encuentran disminución del consumo y de la inversión en medio de condiciones financieras ajustadas, nivel de precios aún elevados, impuestos más altos que reducirán el ingreso disponible y una incertidumbre política intensa con elecciones regionales a futuro (La República, 2023).

Entre las estimaciones sobre el crecimiento de Colombia se tiene la de Credicorp Capital que la sitúa en 1.6% para el año 2023 y 2.2% el año 2024.

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos La República (2023)

En suma, el crecimiento del presente año y del próximo será mucho menor al registrado en años anteriores, debido a dos grandes factores: a nivel mundial se crece menos y esto afecta a los principales socios comerciales de Colombia. El segundo factor tiene que ver con las altas tasas de interés de política monetaria del banco de la República que afecta la financiación de los hogares y de las empresas (La República, 2023).

El crecimiento para el departamento del Quindío y su capital, se espera que llegue a 2.5% en el año 2023 y suba a 2.75% en el año 2024 y se estabilice en 3.0% en el año 2025.

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia (2023)

En la dinámica de los sectores, encontramos que el comercio ha mostrado signos de estancamiento, dadas las limitaciones del consumo de los hogares que durante el 2022 se financió con crédito y para el 2023 ha encontrado techo. Por otro lado, la dinámica de los sectores como el turismo encuentra una baja a nivel internacional y a nivel nacional empieza a mostrar estancamiento, dado el deterioro en las condiciones de seguridad del país.

Sobre este estancamiento, las actividades anexas al turismo también se empiezan a resentir, como son alojamientos, restaurantes, bares y transporte, además del sector de comercio ya mencionado. En total, estas actividades acumulan el 30.0% del valor agregado bruto de la ciudad.

La construcción mostrará contracción en su nivel de actividad por dos motivos: mayores tasas del crédito hipotecario dados los niveles de la tasa de política monetaria lo que hace la financiación más costosa y por tanto menores proyectos se van a vender y por otra parte, la finalización de los subsidios de vivienda en el sector VIS, lo que impide el desarrollo de proyectos por parte de las constructoras del segmento de interés social dado el incremento en el costo de las obras. La caída de la construcción impactará también a las actividades inmobiliarias, que tendrán a disposición un menor número de metros cuadrados para comerciar, tanto en la venta como en el alquiler. Como se ha visto, las ventas tendrán a ser más lentas y los hogares tendrán a adquirir arriendos más económicos.

Las actividades del sector manufacturero que venían creciendo a buen ritmo en el Quindío y en particular Armenia, empezaron a contraerse, dado el aumento de los inventarios de productos no vendidos que los hogares ante los límites en el consumo no están adquiriendo.

El sector secundario, que lo conforman la industria manufacturera y la construcción seguirá pesando el 12.9% del valor agregado bruto.

El sector terciario que pesa para la economía de Armenia 82.3%, no presenta cambios significativos en su composición. Después del comercio, el sector con mayor peso corresponde a la administración pública que incluye alcaldía, defensa, educación y salud, la cual pesa en total 21.5% de la economía de la ciudad. Otro sector relevante corresponde a las actividades inmobiliarias que seguirá pesando alrededor del 11.1%.

En resumen, a pesar del bajo desempeño económico del país y la región, Armenia mantendrá un crecimiento del 2.4%, gracias a la celebración de los juegos nacionales en el mes de noviembre que activará el sector comercio y turismo, permitiendo mantener el nivel de crecimiento económico.

Se hace preciso desarrollar estrategias que permitan activar sectores económicos claves de la ciudad como es el comercio, la industria manufacturera y la construcción. Estas estrategias deben ser inclusivas, para que todos los sectores sociales se puedan beneficiar.

Contexto Económico de Armenia (enero /2023)

A nivel nacional, en el 2020 se experimentó un aumento en el flujo de ahorro de los hogares y en el 2021 se ha reducido de manera importante y en los dos últimos trimestres fue negativo. Entre el 2005 y el 2019 el flujo de ahorro anualizado bruto de los hogares representó cerca del 40% del ahorro bruto de la economía y en junio de 2022 era cerca de cero. A la par que los ahorros disminuyen, la deuda aumenta. Los ingresos de los hogares vienen determinados principalmente por los salarios y el ingreso mixto. Si bien los ingresos de los hogares han crecido, el acelerado crecimiento del consumo ha incidido en la disminución del flujo de ahorro (Banrep, 2022). La distribución del crédito de los hogares es del 66% para consumo y de 34% para vivienda aproximadamente. En el 2022 la tasa de crecimiento real fue de 13.3% para la primera categoría y de 5.4% para la segunda. La expansión de la cartera de los hogares es la mayor desde el año 2013 y los desembolsos de los créditos llegan a valores cercanos a los máximos históricos (La República, 2023).

El año 2021 fue excepcional para Colombia y el crecimiento de su PIB rondó el 10.6%. Para el 2022 el consumo y el gasto público apalancado en crédito dieron tracción a la economía, la cual crecerá probablemente alrededor del 8.1%, un desempeño alto comparado con sus contrapartes regionales. Sin embargo, el crédito tiene un límite y para el año 2023, con las fuentes del tren del consumo agotadas, se espera que el PIB crezca el 1.25% (La República, 2022a).

Si el consumo se paraliza en al año 2023, los inventarios de las empresas van a crecer lo que obligará a modificar los planes de producción a la baja. Entonces se evidenciará menor nivel en la compra de materia prima, uso de insumos y contratación de mano de obra. Un menor nivel de empleo traerá como consecuencia la disminución de los ingresos de los hogares, con lo que afectará la demanda, situación que se extendería inclusive en el 2024 (La República, 2022a).

A pesar de lo anterior, el nivel de precios bajará lentamente precionado por cuatro fuerzas: la dinámica de precios de los alimentos y de los energéticos, aumentos en la tasa de cambio y la inflación importada, la política monetaria reflejada en las tasas de referencia del Banco de la República y la indexación de costos asociadas a distintas variables como los arriendos, aumentos de salarios y tarifas de servicios públicos entre otros.

Para la ciudad de Armenia, Quindío, se espera que el valor agregado de la ciudad crezca al rededor del 2.0% y si se realizan los juegos nacionales, el crecimiento podría llegar a 2.5%.

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos Dane (2022)

Bajo esta premisa, las proyecciones de la Alcaldía de Armenia para el año 2023 muestran que el sector agrícola crecerá en total 4.75%, sostenido por la inercia de la dinámica de precios en este sector productivo. Los servicios públicos tendrán un crecimiento del 4.77% producto de la indexación de las tarifas. Al sector financiero se le calcula un crecimiento del 4.50% como consecuencia del aumento de las tasas de interés de los créditos y una mayor demanda de los mismos por parte de los hogares, aunque con mayor número de restricciones a la hora de otorgarlos.

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos Dane (2022)

Para los sectores con un comportamiento promedio encontramos los servicios profesionales, que tendrán un crecimiento de 3.20% sostenido por el crecimiento de los sectores ya referenciados. Las industrias manufactureras mostrarán un crecimiento del 3.05%, en correspondencia con la excelente dinámica de este sector durante el 2022 que continuará creciendo.

Las actividades comerciales, que incluyen alojamientos, bares, restaurantes y transporte presentarán un crecimiento estimado de 2.34%, como parte de la caída en el patrón de consumo de las familias y el alto endeudamiento.

Las actividades inmobiliarias crecerán 2.01% dados los rezagos de los proyectos de construcción ya finalizados y que tienen pendientes ventas y arriendos.

Las actividades de construcción mostrarán bajas tasas de crecimiento de alrededor de 1.02%, dado la finalización de los subsidios para la vivienda de interés social (VIS) y el encarecimiento de los créditos hipotecarios.

Las actividades de información y comunicaciones crecerán un estimado de 1.17%. Las actividades artísticas mostrarán crecimientos bajos del 0.92% producto de la caída del consumo por parte de los hogares, que desplazarán los gastos no esenciales.

El crecimiento del VAB de Armenia tendrá implicaciones para el mercado laboral de la ciudad. Mediante el uso de modelos que incluyen las productividades laborales simples promedio, se calculó la contribución de cada rama económica de la ciudad a la dinámica del mercado laboral.

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos Dane (2022)

Altas tasas de crecimiento del VAB de Armenia permitieron el crecimiento de los ocupados de la ciudad. En el año 2021 se estima que el mercado laboral creció en 14.507 ocupados, en el año 2022 se espera que la cifra llegue a 14.736. Para el año 2023 y tan solo con una fracción del crecimiento de años anteriores, se espera que el mercado laboral aumente en 4.584 ocupados.

El mayor aumento se espera que lo experimente la industria manufacturera con un incremento de 1.408 ocupados, seguido por el sector público con 1.124 ocupados, comercio con 950 ocupados, construcción con 263 ocupados y artísticas con 253 ocupados.

El índice de precios de la ciudad de Armenia marca 105.01 en el mes de enero de 2020. Para diciembre de 2022 el índice está en 130.62, con lo que la variación entre enero de 2020 y diciembre de 2022 fue de 24.39%.

En particular, la inflación para el año 2020 fue 2.54%, en el año 2021 la inflación fue de 7.39% y la inflación de 2022 se cerró en 14.1%.

El costo ciudad es un indicador que refleja que tan costosa es para una persona vivir en Armenia o en cualquier otra ciudad. Este indicador esta reflejado por el índice de precios de los alimentos, el alojamiento y transporte. En Armenia estos tres indicadores tienen dinámicas diferentes. En el año 2022 la variación anual de los alimentos fue del 27.67% a diciembre. El alojamiento, que incluye arriendo, agua, electricidad, gas y otros combustibles tiene una variación anual de 7.29%. El transporte presenta una variación anual de 9.96%.

Fuente: Secretaría de Hacienda de Armenia con datos Dane (2023)

Referencias:

Banrepública. 2022. Informe especial de la posición financiera de los hogares. Colección de informes especiales de estabilidad financiera. Diciembre de 2022. En: https://www.banrep.gov.co/es/posicion-financiera-hogares-informe-especial-estabilidad-financiera-segundo-semestre-2022

La República. 2023. Deuda de los hogares llegó a máximos históricos liderada por cartera de consumo. 3 de enero de 2023. En: https://www.larepublica.co/finanzas/endeudamiento-de-los-hogares-alcanzo-sus-maximos-historicos-por-la-cartera-de-consumo-3515563

La República, 2022a. Así son las proyecciones de crecimiento e inflación del mercado para el próximo año. 19 de diciembre de 2023. En: https://www.larepublica.co/economia/estas-son-las-proyecciones-del-mercado-respecto-a-pib-ipc-y-tasas-para-el-pais-en-2023-3510573