Fuente: Observatorio con Datos Dane (2021).

29/04/21. El impacto del aislamiento obligatorio, la dinámica del aislamiento selectivo y la recuperación económica con sobre saltos pasan una factura social dura de pagar. La clase pobre en Armenia pasó del 34.2% al 45.3% de toda su población. El aumento de pobreza significa también que la clase media se reduce. Para el año 2020 los pobres de Armenia serán más numerosos que la clase media. Si bien Armenia presentó el menor aumento de pobreza monetaria de la RAP Eje Cafetero y Tolima, era porque la situación ya en el 2019 se vislumbraba compleja, dado que la clase social pobre con el 34% casi que igualaba a la clase media con el 37%.

Los continuos años con las más altas tasas de desempleo del país, tanto a nivel de Armenia como del Quindío, dejan una brecha social que se traduce en la incapacidad de los ciudadanos para proveerse de un ingreso que asegure la ingesta de 2.200 calorías diarias como mínimo. Los gobiernos de turno, los encargados de la política social y del desarrollo económico, tanto públicos como privados, asumieron que el desempleo era estructural, que las remesas compensaban la falta de ingreso y que por tanto, no había que preocuparse por el empleo. Los resultados contradicen tan cómoda posición y cobran caro la falta de una gestión real en la generación de empleo.

La ciudad de Ibagué experimenta una crisis en su mercado laboral, que de no tomar cartas en el asunto, presentará una crisis social de altas proporciones. Su pobreza monetaria pasó de 30.9% en el 2019 a 43.2% en 2020. Socialmente se inicia procesos de emigración que dan cuenta de un aumento acelerado de envío de remesas desde el exterior, con tasas promedio de crecimiento de 13.3% anual entre 2014 a 2020, lo que quiere decir que una parte de su población esta emigrando a países desarrollados para buscar el ingreso que no le brinda el departamento de Tolima.

La ciudad de Pereira presenta una situación agridulce con referencia a su mercado laboral y a la situación de pobreza. En 2019 la pobreza rondaba el 28.7% y para el 2020 subió a 40.6%. Sin lugar a dudas Pereira es una ciudad que está en proceso de consolidación de su mercado laboral, por lo que los choque económicos tienden a impactar de manera severa sus cifras, con la ventaja de tener un mayor número de herramientas para su recuperación.

De todas, Manizales muestra un mercado laboral con una mejor estructura y a pesar de que su tasa de desempleo fue mayor a la de la ciudad de Armenia en el trimestre diciembre 2020 a febrero 2021, su pobreza monetaria pasó en el 2019 de 20.6% a 32.4% en el 2020. Socialmente Manizales ha logrado una clase media consolidada.

Muchos de los que eran pobres pasaron a la pobreza extrema. La ciudad de Armenia pasó de 5.9% de su población en pobreza extrema en 2019 a 15.5% en 2020, una verdadera calamidad social que crea aislamiento y segregación social, lo que impide a las nuevas generaciones proyectar un futuro certero. Ibagué paso de 3.2% de pobreza extrema a 13.2% de toda su población. Pereira pasó de 2.6% de pobreza extrema en 2019 a 10.4% en 2020 y Manizales pasó de 1.9% en 2019 a 7.9% de su población en pobreza extrema.

La situación laboral de las ciudades capitales se refleja también en los departamentos. El Quindío finaliza 2020 con una tasa de desempleo de 21.6%, la segundo más alta del país, después de Tolima con 21.7%. Salen mejor librados Risaralda (13.7%) y Caldas (16.4%).

El problema de la pobreza es que fractura el contrato social, por lo que ante la crisis no queda otra opción que actuar. Y a grandes retos, grandes soluciones. Los gobiernos locales deben trabajar por actualizar sus estructuras administrativas, con miras a generar crecimiento y desarrollo económico inclusivo que permita la reconstrucción del contrato social de las ciudades y se pueda proveer a sus ciudadanos de empleo estable con buenos ingresos, salud y educación de calidad, seguridad, transparencia y una excelente inversión social que permita el progreso económico y en ese contexto se consolide la clase media y se saque de la pobreza a la mayoría de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *