181120. El Dane arrojó las cifras de crecimiento del PIB a nivel nacional y la contracción para el tercer trimestre de 2020 sería de 9% comparado con el mismo período de 2019. Las ramas económicas con mayor decrecimiento en el tercer trimestre corresponde a comercio (-20.1%), construcción (-26.2%) y explotación de minas y canteras (-19.1%) – Dane, 2020.

Otras ramas con disminuciones fueron industrias manufactureras (-7.2%), suministro de servicios públicos (-4.2%), información y comunicaciones (-3.2%), actividades profesionales, científicas y técnicas (-6.1%), administración pública (-0.7%) y actividades artísticas (-29.7%) – Dane, 2020.

Las únicas ramas que presentaron aumento fueron agricultura (1.5%), actividades financieras y de seguros (1.5%) y actividades inmobiliarias (1.8%) – Dane, 2020.

Después de un tímido crecimiento en el primer trimestre de 1.36%, de una estrepitosa caída en el segundo trimestre de -15.75% debido al aislamiento obligatorio, se evidencia una recuperación aunque todavía en terreno negativo de -9.0% en el tercer trimestre.

Se proyecta que el economía colombiana se contraiga entre el 6% y 7% en el 2020 según el viceministerio técnico de Hacienda, una cifra más cercana al conceso de los analistas que se encuentra entre 7% y 8% (Semana, 2020). El Fondo Monetario Internacional pronostica una caída del -8.2% en PIB de Colombia para el año 2020 (La República, 2020).

El Observatorio, utilizando aproximaciones del comportamiento del PIB del Departamento con el Nacional y estimando la contribución de la ciudad de Armenia con las cifras del valor agregado municipal publicadas por el Dane (2020), estimó el efecto del choque económico por Covid19 en el valor agregado de la ciudad a partir de los datos de pérdidas en los puestos de trabajo trimestrales.

Cálculos del Observatorio indican que los salarios participan con el 34.92% en el valor agregado de la ciudad de Armenia. De esta manera, pérdidas en los puestos de trabajo debido al aislamiento social permiten dimensionar lo que deja de ingresar salarios, permitiendo proyectar así la pérdida en el valor agregado por un factor de amplificación }. Las estimaciones indican que en el primer trimestre el PIB de la ciudad se contrajo -3.18%, en el segundo trimestre se contrajo -18.61% y en el tercero -5.72%.

En el acumulado la ciudad puede estar contrayendo -9.0% de su valor agregado, un efecto más amplio que el que enfrenta el país.

Economías como la de la ciudad de Armenia con actividades de bajo valor agregado muestran gran sensibilidad a los choques económicos como el del Covid19. Los choques amplifican el efecto como lo muestran caídas superiores al promedio nacional en los dos primeros trimestres, pero la recuperación también es más rápida, como se estima para el tercer trimestre del año.

Con todo, la ciudad debe estar pendiente del efecto social que ocasiona la contracción del valor agregado generado que sin lugar a dudas, amplificará las cifras de pobreza que enfrentan los cuyabros: no olvidemos que para el 2019 los ciudadanos en condiciones de pobreza son 34.2% del total de la población, cubre el 27% de los hogares y afecta al 44% de los jóvenes de Armenia, las cifras más altas del eje cafetero. Desafortunadamente el 2020 verá el crecimiento de estas cifras a nivel de la ciudad, con lo que urge políticas públicas para mitigar efectos del aumento de la pobreza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *