Para el trimestre móvil abril-junio 2020 el desempleo de las 23 ciudades y áreas metropolitanas se ubicó en 24,8% mientras que el desempleo de los jóvenes (14 a 28 años) se ubicó en 35.0%.

El desempleo de la ciudad de Armenia ascendió a 33,5%, el cuarto más alto a nivel nacional. El desempleo de los jóvenes ascendió a 41,3%, el sexto más alto a nivel nacional. El mercado laboral de Armenia presentó una disminución de -40,2% en la población ocupada (comparada con el trimestre móvil de 2019), lo que en términos de ocupados representó la destrucción de 51,736 puestos de trabajo.

En términos absolutos, los sectores que más perdieron puestos de trabajo son Comercio y reparación (13,051), Construcción (8,677) y actividades artísticas (8,071).

En términos relativos a su propia masa de ocupados la mayores pérdidas las experimento el sector Construcción con el 71.3%, seguido de Alojamiento (53.9%) y Actividades artísticas (53.0%).

La actividad económica y las empresas se acomodan a la nueva realidad social y económica. La baja actividad producto del aislamiento social y las restricciones de movilidad afectan los ingresos de las empresas y negocios, disminuyendo el volumen tranzado. Esta situación afecta los ingresos de los flujos de caja que deben ser ajustados vía disminución de costos, entre los que encontramos entrega de locales y disminución de la contratación.

El resultado es la pérdida de puestos de trabajo. Esta situación debe manejarse con una política pública agresiva que impida que la pérdida de puestos de trabajo sea permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *